Lo prometido, son promesas, hoy les pongo unas fotos de el Charco de San Lorenzo, en el Pagador de Moya.

Al lado del Roque y antes de llegar a La Tasquita, se encuentran estas piscinas realizadas por el hombre.


Ya enseñé en el artículo de La Tasquita, sus alrededores. Hoy nos centraremos en el Charco de San Lorenzo. Me pasé la infancia chapotendo tras los cabozos...

Buscando tesoros de piratas...

...enterrados en sus fondos...

Pasando de un lado a otro...


Todo el día gastando energías...

...subiendo y bajando...

Hoy los tesoros son otros...

...y somos los que observamos cómo otros suben y bajan...

A ciertas edades, se necesitan otras comodidades...

Al volver, pasaremos por la antigua carretera de Silva (por el puente Grande hacia la izquierda).

Ahí llegaremos al Cenobio de Valerón.

Y observamos lo impresionante del Barranco...


Queda llegar al Oasis de casa, mientras miramos el oasis en el fondo del Barranco...